Eje 5 | MESA 92 | La defensa y el valor del Programa UBA XXII

Coordinadores:
Hernán Moreno
Julián Asiner
Ignacio Ibañez Cornet



Resumen de la Mesa

El programa UBA XXII se constituyó en 1985, en momentos de la vuelta a la democracia, y los vaivenes de la presión reaccionaria sobre los derechos reestablecidos. Desde ese momento hasta hoy ha sido uno de los programas de extensión más destacados de la Universidad de Buenos Aires, fuertemente reconocido tanto nacional como internacionalmente. Desde sus primeros pasos y atendiendo al espíritu que guió su creación: “garantizar el acceso a la formación universitaria curricular y extra curricular de personas que se encuentran privadas de su libertad ambulatoria”, han transcurrido más de tres décadas desde esa creación. Haciendo un gran aporte por el respeto y la garantía de los Derechos Humanos dentro de los contextos de encierro, garantizó el acceso a la educación superior a cientos de estudiantes en distintas unidades penitenciarias, promoviendo actividades formativas, enriquecedoras, de intercambio fructífero entre docentes y estudiantes, que no sólo brindaron a muchas y muchos estudiantes la posibilidad de acceder a un título universitario, sino también herramientas para el desenvolvimiento de la vida dentro y fuera del penal. En los Centros Universitarios se respira otro aire. Pese a esto, y a ser un programa innovador a nivel internacional, el programa no cuenta con los recursos necesarios para su correcto desarrollo. Entre muchos inconvenientes se ven año a año: docentes ad honorem, problemas en los ingresos, la incertidumbre del traslado del Centro Universitario Devoto (el primero y más grande de los Centros Universitarios).