Eje 6 | MESA 114 | No estamos todas, faltan las presas; Feminismos y punitivismo

Coordinadores:
Sandra Marina
Nicolas Fava
Stephanie Darling



Resumen de la Mesa

\"No estamos todas, faltan las presas\" es una consigna que en los últimos años se repite en el movimiento de mujeres de Argentina y España. Pone el eje en la inclusión de sectores silenciados a las filas de la cuarta ola. Nos proponemos discutir qué significado e implicancias tiene este enunciado en el feminismo hoy, para problematizar la complejidad de la relación entre feminismos y punitivismo, desde una mirada crítica al feminismo punitivista. Nuestra hipótesis es la siguiente: las formas del castigo deben ser revisadas desde el feminismo para no caer en la trampa patriarcal, así como el escrache y otras formas de respuestas punitivistas a las problemáticas que el feminismo tiene como agenda. Citando a Rita Segato: el feminismo punitivo puede hacer caer todas las conquistas del movimiento de mujeres. Las estrategias de empoderamiento de las mujeres en las cárceles, como en otros territorios particularmente adversos, deben ser pensadas desde un feminismo de los márgenes. En la sociedad, el movimiento de mujeres tiene sus repertorios de lucha, con sus agencias y mucha contención en marchas e iniciativas. En las cárceles y otros espacios que configuran un margen respecto de la centralidad activista, las mujeres frecuentemente se encuentran solas y enfrentadas a fuerzas contra las cuales aún no hemos desarrollado todo el repertorio de resistencias posibles. Judith Butler nos inspira a pensar en las personas vulnerables, privadas de protección, como una forma concreta de exposición política y de lucha potencial desafiante.